Bruselas se compromete a liberar el potencial acuícola

Published on
May 30, 2013

La producción acuícola de la UE se ha estancado en la última década. Hoy en día, se produce la modesta cantidad de 1,3 millones de toneladas de productos por un valor de 3.100 millones de Euros (4.000 millones de dólares).

El bajo crecimiento del sector se observa en la creciente brecha entre la producción y el consumo: solo un 10% del consumo de productos del mar procede de la acuicultura europea, el 25% de la pesca de la UE y el restante 65% de importaciones de países extracomunitarios.

A los ojos de la Comisión Europea, sin embargo, la acuicultura europea posee un significativo potencial de crecimiento,  y ve en la reforma de la Política Pesquera Común (PPC) una “oportunidad esencial” para la misma, afirmó Viktoria Varga Lencses, de la DG Mare, de la Comisión de la Unión Europea.

Así, en su discurso de apertura "la acuicultura europea en la reforma de la PPC: retos y oportunidades", dado en la 44ª conferencia anual de la Asociación de Mariscos de Gran Bretaña, que tuvo lugar recientemente en Londres, Lencses dijo que el 50 por ciento del consumo mundial de pescado ya está siendo suministrado por la acuicultura y se espera que esta cifra se eleve hasta el 65% en 2030.

“Europa tiene diferentes especies y distintos sistemas de producción. Somos líderes en investigación tecnológica, tenemos una fuerte base empresarial  pero el principal objetivo debe ser ayudar a satisfacer las necesidades del consumidor porque únicamente con las capturas de pescado, no se es  capaz de mantener el crecimiento de la demanda de productos del mar”, afirmó.

“Además de suministrar pescado al mercado, la acuicultura es también una importante fuente de desarrollo económico costero. Cada punto porcentual adicional de consumo europeo producido internamente a través de la acuicultura puede crear entre 3.000 y 4.000 trabajos a jornada completa, la mayoría de ellos en áreas costeras”.

Uno de los mayores obstáculos en la expansión de la acuicultura europea ha sido la lentitud de los trámites en la obtención de licencias. Obtener una licencia para un nuevo centro acuícola puede llevar entre tres o cuatro años, muchos en la industria ven en ello que ese ha podido ser el mayor obstáculo a la inversión extranjera.

“En la UE, esta es una de las principales áreas de preocupación”, declaró Lencses. “Normalmente es impredecible; lleva mucho tiempo y cuesta mucho dinero. Necesitamos cambiar esa situación, hacerlo más previsible y ofrecer una mayor seguridad a los productores de que si invierten en la creación de nuevos centros, no perderán su inversión”. 

Para alentar los nuevos proyectos, la Comisión ha incorporado un “ambicioso objetivo de un mes de plazo” para decidir la concesión de licencias en su Plan de Acción Emprendimiento 2020, afirmó. No obstante, hay que destacar que este plazo límite no incluye la licencia medioambiental.

Emprendimiento 2020,  anunciado a principios de año está catalogado como “un plan de acción conjunta decisivo para liberar el potencial empresarial europeo”. Se pretende crear un ambiente de apoyo a los empresarios de todos los sectores mediante la eliminación de los obstáculos que impiden el crecimiento y la burocracia”.

Además de reducir las cargas administrativas, en su “guía estratégica para la acuicultura Europea sostenible”, la Comisión ha identificado tres retos: facilitar el acceso al espacio y al agua a través de un acercamiento integral a la planificación del espacio; incrementar la competitividad del sector; y la necesidad de mejorar las reglas de juego para explotar la ventaja competitiva del “producido en la UE” de los productos del mar.

Con la mirada puesta en la ventaja competitiva, Lencses afirmó que el objetivo es comunicar mejor a los consumidores que la producción es a base de procesos sostenibles, así como que los productos de acuicultura cuentan con una elevada calidad y que se tratan de productos saludables.

“Sabemos por las encuestas de mercado que con frecuencia los consumidores están dispuestos a pagar más por los productos si saben que se han seguido unos elevados estándares. Esto puede hacerse a través del etiquetado y mejorando la comunicación con el consumidor”, afirmó.

La Comisión ya había anunciado anteriormente que lanzará una campaña de comunicación sobre las fortalezas de la acuicultura de la Unión Europea a finales de año.

Las directrices estratégicas están vinculadas a la reforma en curso de la PPC que pretende promover la acuicultura a través del llamado “método abierto de coordinación”. Sobre la base de estas guías, los Estados miembros prepararán Planes Estratégicos Nacionales Multianuales, teniendo en cuenta las condiciones específicas de cada país, sus retos y su potencial.

“Estos planes concretarán objetivos y cantidades, diciendo, ‘queremos mejorar la situación de esta forma y vamos a gastar tanto’. Los números son importantes porque los planes estratégicos de alguna manera estarán vinculados a los programas financieros”, afirmó Lencses. 

El Fondo Marítimo y de Pesca Europeo, del cual se espera que sea la principal herramienta de financiación para apoyar el desarrollo acuícola, esperará por los planes estratégicos que han de presentarse para ver en cuales se puede invertir mejor el dinero, y asegurarse de que "los resultados están llegando a los lugares adecuados", dijo.

“Deberán por tanto entregarse a finales de 2013 porque habrá oportunidades de financiación durante el próximo año y necesitamos saber  por parte de cada país en qué quiere invertir el dinero”. 

Contributing Editor reporting from London, UK

Want seafood news sent to your inbox?

You may unsubscribe from our mailing list at any time. Diversified Communications | 121 Free Street, Portland, ME 04101 | +1 207-842-5500