Cae el consumo de pescado en España

By

Pilar Caride, SeafoodSourcecontributing editor, reporting from Vigo, Spain

Published on
March 25, 2013

El consumo medio de productos del mar en 2012 fue menor en comparación con el 2011, algo que desde la agrupación de detallistas de pescado asocian a la crisis económica y a la percepción de que el pescado y otros productos del mar son productos caros.

Recientemente, Arias Cañete, el ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, presentó los datos de consumo alimentario en 2012, que mostraron que el consumo de productos de la pesca el año pasado descendió un 1,2% en volumen y un 1,6% en valor, con respecto a 2011.

Luisa Álvarez, directora adjunta de la Federación Española de Detallistas de Pescado (Fedepesca), considera que la gente piensa que los productos del mar son caros.

“El cliente, en general, asocia el pescado a un producto caro, cuando en realidad no lo es”, afirmó Álvarez. “Además, las nuevas generaciones lo consideran un producto difícil de comprar y de cocinar”.

Álvarez afirmó que el interés en productos del mar congelado ha descendido en mayor medida que para el fresco. Las estadísticas muestran que el consumo de pescado fresco cayó un 0,7%, mientras que el consumo de pescado congelado lo hizo en un 3,7%. En el caso de los mariscos, crustáceos y moluscos, el consumo de productos congelados descendió un 7,2%, mientras que los frescos y cocidos aumentaron un 2% y un 6%, respectivamente.

Álvarez achaca estos datos al precio y a la situación económica. “Precisamente puede venir porque el pescado fresco está muy barato, y a igualdad de precio la gente en España todavía prefiere los frescos. También puede ser porque la gente ahora hace una compra más al día a día y el producto congelado normalmente es de abastecimiento  a más largo plazo. (…) También es cierto que como ha caído el consumo extradoméstico, nos comentan nuestros empresarios que se nota un poco más que la gente hace ahora  más comidas especiales en casa”.

El propio Arias Cañete llegó a las mismas conclusiones a raíz de estos datos. “Yo lo definiría como la ‘vuelta a casa’, es decir, salimos menos y gastamos algo menos”, afirmó.

En cuanto al lugar de compra, las tiendas tradicionales son el canal de compra favorito para los productos frescos concentrando el 38,3% de la cuota de mercado, aunque su importancia descendió un 2%, en favor de hipermercados (+4,5%) y tiendas de descuento (+4,4%). Álvarez, achaca esta tendencia a la falta de relevo generacional y la planificación urbanística de los nuevos desarrollos urbanísticos, en los que normalmente no se contemplan bajos comerciales donde estos establecimientos tendrían cabida.

Por primera vez desde 2004 el precio vuelve a ser la variable más importante a la hora de decidir la compra. Álvarez explica que el cliente se decanta por productos más económicos y que, si bien el número de clientes no ha descendido, sí lo ha hecho el gasto medio.

Want seafood news sent to your inbox?

You may unsubscribe from our mailing list at any time. Diversified Communications | 121 Free Street, Portland, ME 04101 | +1 207-842-5500