Los pescadores y procesadores del Golfo luchan por mantenerse a flote

Published on
May 11, 2010

El sector del marisco de Luisiana lucha esta semana por sobrevivir a raíz de los cierres alternos de vedas de pesca y la disminución de pesca de gambas, ostras, cangrejos de río y otras especies por el vertido de petróleo en el Golfo de México, que pronto cumplirá un mes desde que se produjo.

Sin embargo, algunos barcos pesqueros de Luisiana se lanzaron al agua el martes, cuando el Department of Wildlife and Fisheries (LDWF) volvió a abrir la Zona 2, que se extiende desde la costa este del paso sur del Río Mississippi hasta la costa occidental de la Bahía Vermilion.

El LDWF anunció cierres de vedas de pesca en la Zona 2 el 8 de mayo, pero revocó su decisión dos días más tarde.

“Amenazamos con demandarles y volvieron a abrir la veda. El Estado no hace más que cerrarnos las vedas. Suelo tener 76 empleados y ahora tengo a ocho o nueve”, comentó Dean Blanchard, propietario de Dean Blanchard Seafood en Grand Isle, La., a SeafoodSource. Blanchard opera con unos 5,4 millones de kilos de gambas del Golfo al año.

Aunque la Zona 2 está abierta a día de hoy, los pescadores de gambas no creen que vaya a durar. “[Esta reapertura] no durará mucho. El petróleo ya está acercándose a la costa en Terrebonne Parish”, dijo Lance Nacio, propietario de Anne Marie Seafood en Dulac, La., que suministra unos 68.000 kilos de gambas al año. Esta semana, Nacio llevará su barco de pesca de gambas para ayudar a BP con la quema controlada de petróleo en el Golfo.

Las plantas de procesamiento de gambas en Luisiana y Mississippi sólo operan al 5 o 10% de lo que sería su capacidad habitual a estas alturas de año, comentó David Veal, director ejecutivo de American Shrimp Processors Association en Biloxi, Miss.

Dado que el suministro de gambas del Golfo se ha visto disminuido, los precios han aumentado. Las gambas peladas y desvenadas de tamaño 50-60 que normalmente se venderían al por mayor a 3 o 3,5 dólares por libra (2,3-2,7 EUR/0,45 kg), se venden ahora a 3,9 dólares (3,07 EUR), según Veal. Las gambas peladas y desvenadas de tamaño 16-20 que se venderían a 6 dólares por libra (4,7 EUR/0,45 kg), se venden ahora a 7 dólares (5,5 EUR).

Sin embargo, Veal es optimista sobre la temporada de gambas. “Nuestra temporada normal no hubiera alcanzado la plena producción hasta finales de mayo”, afirmó. “Seguimos manteniendo la esperanza de que tendremos una buena temporada, asumiendo que se controlará este [vertido de petróleo]."

Aun así, los estados de la Costa del Golfo luchan por cambiar la percepción del público sobre la seguridad del marisco y el cierre de las playas.

“Estamos disfrutando de la mejor temporada de cobia, pero hay gente que podría venir en coche y aun así cancela su viaje porque ha oído que se ha cerrado toda la costa norte”, fueron las palabras de Bruce Craul, secretario y tesorero de Florida Restaurant and Lodging Association en Tallahassee, Fla., en una rueda de prensa sobre el vertido de petróleo.

“Es importante dejar muy claro que se puede comer el marisco de Luisiana sin problemas. El estado sigue trabajando estrechamente con los biólogos de campo de LDWF y DHH [Departamento de Salud y Hospitales] para garantizar que todo el marisco recogido cumple las normas de seguridad de consumo”, decía la declaración de LDFW.

Mientras tanto, ciertas empresas del sector del marisco participan en las numerosas acciones legales que se han presentado contra BP, Halliburton, Cameron Industries y el propietario de la plataforma petrolera Transocean. Por ejemplo, Hillman Shrimp and Oyster Corp. en Dickinson, Texas, uno de los procesadores de ostras más importantes de la Costa del Golfo es uno de los 13 demandantes de una de las acciones legales.

Otras presentan reclamaciones por daños y perjuicios directamente a BP y se las están concediendo.

“Parece que BP está cumpliendo su palabra. Los pescadores han presentado demandas, pero los procesadores han presentado reclamaciones y han recibido dinero”, dijo Veal.

Sin embargo, Nacio no cree que las demandas legales sean la forma correcta de actuar. “Debemos unir fuerzas. Yo confío en que BP nos compense por nuestras pérdidas”, comentó Nacio, que ha presentado una reclamación a BP.

Todos los artículos de Suministro y comercio >
Contributing Editor

@EditorsWriters

@FlavorfulExcursions

Want seafood news sent to your inbox?

You may unsubscribe from our mailing list at any time. Diversified Communications | 121 Free Street, Portland, ME 04101 | +1 207-842-5500