Se precisan cambios importantes para el desarrollo de la acuicultura en la UE

Published on
December 12, 2013

Se precisan cambios importantes para el desarrollo de la acuicultura en la UE

El mercado de productos del mar de la Unión Europea (UE) es uno de los más grandes del mundo, con un nivel de consumo de alrededor de 25 kg per capita anuales, según la Asociación Europea de Procesadores y Comercializadores de Pescado, AIPCE-CEP, por sus siglas en inglés. A nivel mundial, la media de consumo de productos del mar es de 17,8 kg por persona al año, lo que representa el 15,7% del total de consumo de proteína animal.

Datos oficiales de la UE muestran que el consumo oscila de entre los 4,6 kg por persona anuales en Bulgaria y los 61,6 kg por persona al año en Portugal. Entre los principales países importadores de productos del mar, destaca España con un consumo de 44,8 kg per capita anuales, Francia con 34,2 kg por persona al año e Italia con 25,4 kg anuales por persona. 
Desde 2006 el mercado europeo de la UE se ha estabilizado en alrededor de 12,5 toneladas de productos del mar, con unas exportaciones de 1,6 millones de toneladas.
Las importaciones representan el 64% del mercado (9,2 millones de toneladas), totalizando los productos de la pesca extractiva el 27% (3,9 millones de toneladas) y la producción acuícola apenas un 9% (1,3 millones de toneladas).
Una significativa proporción de las importaciones de productos de acuicultura proceden de países no pertenecientes a la UE, incluyendo Noruega, Turquía y las Islas Feroe, junto con otros no europeos como el salmón de Chile, y el langostino y pescado de Asia. La AIPCE-CEP destaca que la dinámica de la oferta y de la demanda probablemente cambie significativamente en los próximos años. Por ejemplo, la actual dependencia de las importaciones de Asia estará bajo la presión de la creciente clase media en países asiáticos, ya que se crearán mercados interiores importantes para productos que actualmente se exportan a la UE. Además, se prevé un incremento del consumo en la UE debido a un creciente reconocimiento de los productos pesqueros, como alimento que juega un rol fundamental en la dieta alimentaria y en la prevención de enfermedades.
La combinación de estos factores se traduce en que la producción acuícola de la UE necesitará intensificarse para cubrir el potencial hueco en la oferta. No obstante, para que se produzcan estos cambios sustanciales es necesario desarrollar enfoques estratégicos y prácticos en el ámbito de la acuicultura.
En noviembre, los productores acuícolas de la UE se reunieron en Bruselas con motivo de la conferencia “La acuicultura en movimiento” organizada por  la Federación Europea de Productores de Acuicultura (FEAP), con el objetivo de debatir cómo la producción de acuicultura de pescados y mariscos puede desarrollarse y convertirse en un éxito siguiendo las “Directrices estratégicas para el desarrollo sostenible de la acuicultura de la UE”, publicado por la Comisión Europea en Abril de 2013.
Participantes de 20 países analizaron las directrices de cuatro áreas prioritarias: la necesidad de la simplificación administrativa de los procedimientos de obtención de licencias, coordinación de la planificación del espacio marino, mejorar la competitividad de la acuicultura de la UE, y promover la igualdad de condiciones en la UE.
Los Estados Miembros utilizarán las directrices cuando elaboren sus estrategias y planes plurianuales, y mientras que algunos países están bastante avanzados en esta tarea, otros se han quedado atrás. Por ejemplo, en Reino Unido, diferencias en el enfoque por parte de las administraciones han hecho que los progresos sean lentos.
Richie Flynn, de la Asociación de Productores de Irlanda, habló sobre los indicadores de rendimiento de progreso, destacando que el éxito traerá la autosuficiencia sostenible en productos del mar, así como la generación de puestos de trabajo, prosperidad rural económica, el desarrollo de nueva tecnología y garantizará la calidad y seguridad alimentaria para el consumidor.
Él temía que demasiados Estados Miembros estén elaborando sus planes bajo presión para cumplir el plazo, sin una consulta real con los productores y, en consecuencia, sin unas acciones claras. Flynn también cuestionó el progreso de la implementación del Consejo Consultivo de Acuicultura propuesto por la comisión, y examinó su papel y efectividad para coordinar un futuro diálogo y progreso.
Para alcanzar un sector europeo acuícola productivo, sostenible y competitivo, la FEAP considera que la UE y los reguladores nacionales, productores, científicos y ONGs deben jugar cada uno su parte. Reconoce que los planes nacionales son responsabilidad de cada EEMM, pero pide que Europa se responsabilice de asegurar la existencia de un mismo campo de juego, para garantizar que llega a los medios de comunicación y a los consumidores información clara y precisa, promover de forma efectiva los productos de acuicultura, y mejorar la investigación y el desarrollo de la industria.
La FEAP concluyó que es hora de una inmediata y firme acción, si queremos que las generaciones futuras se alimenten de saludable pescado europeo.
La Comisaria europea Maria Damanaki recientemente declaró que: “la acuicultura de la UE tiene un brillante futuro por delante proporcionando a los consumidores pescados y mariscos de acuicultura de agua salada y de agua dulce saludables y de elevada calidad”.

No obstante, a menos que la comisión siente bien las bases, sus palabras no serán más que las habituales vagas aspiraciones y tópicos.

Want seafood news sent to your inbox?

You may unsubscribe from our mailing list at any time. Diversified Communications | 121 Free Street, Portland, ME 04101 | +1 207-842-5500