Los sectores interesados en las pesqueras de la UE subrayan la importancia de la ciencia

By

Lindsey Partos, SeafoodSource contributing editor, reporting from Paris

Published on
September 16, 2010

Los participantes de un seminario celebrado el martes en Bruselas (Bélgica) estuvieron de acuerdo en que la ciencia debe subyacer a todo el proceso de toma de decisiones para gestionar las pesqueras europeas.

Pero, por otro lado, se dejó oír un mensaje claro: la transmisión del conocimiento científico es inadecuada.

Con el objetivo fijado en el estado de las reservas pesqueras en aguas europeas, la Comisión europea reunió a pescadores, científicos, políticos y organizaciones no gubernamentales para hablar acerca de los estudios más recientes sobre las pesqueras de la UE y el avance de las reservas para 2011.

Según Maria Damanaki, comisaria de pesca de la UE, los principios básicos de la gestión de las pesqueras están íntimamente ligados al asesoramiento científico.

“La única vía posible consiste en considerar la ciencia como nuestro punto de partida”, manifestó a los asistentes en su discurso inaugural.

No obstante, en una mención a una crítica recurrente del día, Damanaki insistió en que, aunque los Estados miembros deben asegurarse de que los científicos reciban los datos que necesitan, esto “no siempre ocurre así en la práctica”.

De hecho, Damanaki subrayó “demasiados casos” en los que falta información o, lo que es peor, en los que la propia información sugiere que “hay algo en los datos que está mal”.

“Los datos de algunas reservas están llenos de contradicciones e indican que se tiran grandes cantidades de pescado y que hay numerosas capturas ilegales”, dijo. “Además, hay demasiados casos de Estados miembros que no cumplen sus obligaciones en cuanto a la recopilación de datos, sobre todo en lo que respecta al pescado que se tira.”

Un ejemplo sorprendente de falta de datos procedió de John Anderson, economista de la UE muy implicado en la elaboración del informe anual europeo sobre el rendimiento económico de la flota pesquera de la UE, que presentó el informe de 2008 a los asistentes al seminario. Su informe se elaboró sin los datos de naciones clave tales como España y Grecia y, en menor medida, de Irlanda. Estos tres países no habían enviado información.

Henri Farrugio, presidente del comité científico de asesoramiento del consejo general de pesqueras para el Mediterráneo, dibujó a grandes rasgos una imagen del mar meridional en la que resaltaba tanto los éxitos como los fracasos en la gestión de las pesqueras.

Sin embargo, al presentar la imagen, Farrugio insistió en que, a pesar del crecimiento en el conocimiento científico sobre el estado de las reservas, “sigue faltando demasiada información”.

Kenneth Patterson, de la Comisión europea, habló sobre “problemas en los datos” y la necesidad de mejorar la “base de información”. Advirtió: “No estamos avanzando en el conocimiento de los datos sobre las reservas. Por desgracia, el nivel ha disminuido.”

CIEM, el Consejo Internacional para la Exploración del Mar, formado por 1.500 científicos, ha aconsejado a la Comisión que “estudie con atención” dónde falta información. En teoría, pueden imponerse sanciones a los Estados miembros en caso de falte información. 

Todos los artículos de Suministro y comercio >

Want seafood news sent to your inbox?

You may unsubscribe from our mailing list at any time. Diversified Communications | 121 Free Street, Portland, ME 04101 | +1 207-842-5500